Todos los funcionarios adscritos al cuartel de la Policía de Investigaciones (PDI) ubicado en la calle San Francisco, en las cercanías de la Plaza Echaurren, fueron trasladados a otros recintos.

Las instalaciones del ahora excuartel pasarán a ser un nuevo centro de salud mental en Valparaíso. Lo anterior nace por la necesidad de darle un óptimo uso a la edificación de 2.230 metros cuadrados.

Rosario Pérez, Seremi de Bienes Nacionales, sostuvo reuniones con el Servicio de Salud Valparaíso – San Antonio, para tomar la decisión del caso.

Por ende todo decantó con la tramitación de un permiso de uso provisorio, a la espera de poder entregar en las próximas semanas la concesión definitiva.

“Junto al Servicio de Salud Valparaíso – San Antonio hicimos las gestiones en tiempo record, para entregar un permiso provisorio, mientras tramitamos la concesión. Esperamos que recuperar este edificio signifique por un lado una ayuda concreta a la comunidad, y por otro, permita volver a poner en valor el Barrio Puerto y sus alrededores”, señaló la seremi Rosario Pérez.

Imagen de: soychile.cl