La región de Valparaíso se convirtió en la segunda región con la mayor tasa de letalidad en el país, la cual alcanza 2,1% y que equivale a 66 fallecidos al cierre del 31 de mayo.

Además, se indicó que son 719 los casos activos a nivel nacional, lo cual representa un 3,28% del total nacional.

Esto quiere decir, en pocas palabras que de cada 100 personas que se contagian en la región, dos han fallecido por el virus, así lo dio a entender el Seremi (S) de Salud, Jaime Jamett.

«Las tasas de letalidad que se están reportando, nos ponen en segundo lugar, detrás de la araucanía con 2,1%», explicó Jamett en el punto de prensa de este domingo en el que indicó el balance sobre el Covid-19 a nivel regional.

Además, en el punto de prensa de este lunes, el seremi (s) también indicó que es una tasa que dobla a la nacional. «Este mes se espera como uno de los más duros de la pandemia y esperamos tener la capacidad de seguir adelante».

Además, la autoridad sanitaria aclaró que este dato no se debe confundir con la tasa de mortalidad, la cual se obtiene dividiendo al total de la población por el número de fallecidos, en cuando a esta cifra, la región tiene una tasa de mortalidad de 3,1%, la cual es más baja que la tasa nacional que alcanzó 4,9%.

Del séptimo al segundo lugar

El mes de mayo fue bastante difícil para Valparaíso en cuanto al control de la pandemia, los casos se dispararon más de 400%, los pacientes en camas UCI superaron los 90 y la región pasó del séptimo lugar al segundo en el número total de contagiados.

Ante esta situación las autoridades decidieron aplicar una «cuarentena centralizada» que consiste en llevar a las personas que no puedan cumplir con este periodo de aislamiento en sus casas a una residencia voluntaria por voluntad propia, aunque, de ser necesario, se aplicará el uso de la fuerza policial.