Un hombre que fue inoculado con una dosis de la vacuna de Pfizer en el estadio Sausalito de Viña del Mar denuncia que, tras presentar reacciones alérgicas, más nunca lo llamaron.

El paciente presentó dolor muscular y un malestar general luego de recibir la primera vacuna, luego de recibir varias recomendaciones, prefirió no colocarse la otra dosis.

Luego de una semana con la reacción, el hombre acudió al SAPU de Miraflores donde le colocaron una inyección con corticoides, aunque la Seremi de Salud debía monitorear el caso, el afectado señala que eso no ocurrió.

«No ha llamado nadie, nadie me ha dicho hazte un examen, nada», comentó el afectado a RadioBioBio.

Desde la Seremi de Salud de la región indicaron que hay un sistema de vigilancia para estos casos y se siguen protocolos para una reacción alérgica frente a una vacuna.