En horas recientes, circuló la información del fallecimiento de Bernardino Piñera, arzobispo emérito de La Serena. Además, el religioso era tío del presidente de la República.

Este domingo, en el funeral, se ha desatado la polémica por las afirmaciones que aseguran que no se cumplió el protocolo correspondiente al aislamiento social debido al Covid-19.

Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública aseguró que “El protocolo fue absolutamente cumplido”, refiriéndose al funeral del arzobispo emérito de La Serena y tío del Presidente de la República, Bernardino Piñera.

La ceremonia causó gran polémica, luego de que se advirtiera -a través de un video- cómo familiares levantan la tapa del ataúd, pese a que varios de los presentes acusaran que eso no estaba permitido.

“No se puede abrir”, “el protocolo…”, dicen los participantes, incluido el exministro de Interior y primo del Mandatario, Andrés Chadwick. Sin embargo, no fueron tomados en cuenta por otra de los presentes quien abre de todos modos el ataúd.

Pese a las advertencias que se oyen en el registro, consultada esta mañana por Canal 13, la subsecretaria Daza sostuvo que no se incumplieron las medidas dictadas por la autoridad sanitaria, pues éstas señalan que las cajas mortuorias tienen que estar selladas “y los (féretros) que tienen vidrios están sellados”.

“Son ataúdes sellados que efectivamente no tienen ninguna posibilidad de contacto hacia afuera”, explicó. “Quiero ser muy clara, se cumplió 100% el protocolo dado por el Ministerio de Salud”, insistió la funcionaria.

En tanto, respecto a los músicos que participaron del funeral, Daza reiteró: “Absolutamente (se cumplió con las restricciones). El Presidente Sebastián Piñera y el equipo tuvo mucha precaución y se cumplió el número de personas”, dijo. “Doy mi palabra 100%, ese ataúd está totalmente sellado y por eso el protocolo del Ministerio de Salud se cumplió 100%”, sentenció.

A raíz de lo ocurrido, la Seremi de Salud Metropolitana indicó mediante su cuenta de Twitter que “la asistencia al funeral debe tener un máximo de 20 personas” y que “no es necesario un ataúd especial, ya que estos siempre deben ser herméticos e impermeables”.