Una grave denuncia contra alumnos de la Escuela Naval de Playa Ancha, correspondiente a la Armada de Chile, se viralizó durante las últimas horas en las redes sociales (RR.SS).

Este hecho que comenzó a viralizarse a través de Twitter y que esta mañana fue tendencia, habría ocurrido en el contexto del aniversario de la Escuela Naval Arturo Prat.

De acuerdo a los sensibles registros audiovisuales que publica en su cuenta de Twitter @capucha_informa, se pude apreciar cómo algunos de los integrantes de la institución someten a uno de sus compañeros a una cruda sesión de tortura en la que se le ve a torso desnudo amarrado y con los ojos vendados.

En estas condiciones la víctima es insistentemente golpeada y mojada en medio de las burlas y las risas de un grupo de alumnos que se ensañan con él mientras disfrutan de la actividad.

En los videos que se encuentran en esta cuenta de la red social Twitter, se ve además cómo una persona sometida a este rito se contornea de dolor mientras sus compañeros lo insultan gritando, una más anunciando nuevos golpes en su cuerpo enrojecido.

Respecto de la denuncia, en ella se asegura que esta irracional actividad responde a un hecho que tiene lugar en el contexto del aniversario de la Escuela Naval Playa Ancha de Valparaíso, cuando alumnos secuestran, torturan, humillan, amarran y golpean a alumnos que les caen mal.

En otros videos se aprecian similares prácticas sin que se logre determinar si la persona agredida es la misma del primer registro publicado mediante un hilo de Twitter.

La versión de la Armada

La Armada de Chile se refirió a los videos que circulan en redes sociales, donde se denunciaron torturas homofóbicas al interior de la Escuela Naval Playa Ancha de Valparaíso, asegurando que no son recientes pero que investigarán los hechos.

En un comunicado el capitán Leonardo Chávez, Director de Comunicaciones de la institución, aseguró que el hecho habría ocurrido el año 2018 y que ese tipo de actividades no se encuentran autorizadas en la institución.

A pesar de la data confirmada por la Armada, desde la institución dijeron que se practicarán las averiguaciones internas necesarias a fin de adoptar las medidas que correspondan sobre el particular y que lo ocurrido se aleja de los valores y principios formadores que la caracterizan.

La denuncia ante el Comandante en Jefe

Fue el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) quienes comunicaron la serie de torturas de tono homofóbico al interior de la Escuela Naval, cuyos antecedentes fueron llevados ante el Comandante en Jefe de la institución, almirante Julio Leiva Molina.

De acuerdo a Oscar Rementería, vocero de la organización Movilh, la información fue entregada por uniformados que aseguraron que los estudiantes de cuarto medio de tal recinto secuestraron y torturaron y amarraron a un joven, escribiendo en su cuerpo frases homofóbicas como fleto y maraco, todo lo cual violenta nuestra legislación y los tratados internacionales ratificados por Chile”.

“Estos hechos explicitan una cultura de odio e intolerancia, donde se validan las ofensas y abusos como formas de expresión o diversión, lo cual requiere la máxima e inmediata sanción. El efecto psicológico que estas torturas tienen en uniformados LGBTI debe ser muy angustiante, por tanto los abusos deben cesar ya”, finalizó Rementería.

Por lo expuesto, el Movilh solicitó a Leiva Molina que “encomiende una breve una investigación sobre lo ocurrido, se sancione a los responsables, se garanticen medidas de seguridad para la víctima y se adopten políticas para prevenir nuevos casos de atropellos o discriminación”.

  • Pulsa acá para ver el video