José Miguel Viñuela enfrenta serios problemas legales por actos televisados

A través de un programa televisado en horario vespertino, José Miguel Viñuela se refirió por primera vez a su polémica marginación del programa Mucho Gusto luego de cortarle el pelo en vivo al camarógrafo José Miranda.

El animador lo hizo mediante un mensaje enviado a la subeditora de Hola Chile, el cual fue leído al aire por Eduardo de la Iglesia. “No estoy en condiciones. No estoy bien hace días, estoy medicado y con crisis de pánico”, aseguró Viñuela en el breve escrito.

La declaración coincide con otro hecho confirmado. Este jueves inicia un sumario interno en Mega, para determinar qué ocurrió la mañana del 16 de julio en el estudio del matinal. Patricia Bazán, directora de Contenidos y Estándares Editoriales de Mega, se reunió con Viñuela ayer, con el fin de relatar los hechos de forma cronológica y revelar si la idea de cortarle el pelo al camarógrafo fue “una decisión personal o fue incitado por alguien del equipo”.

El camarógrafo afectado, quien por estos días se encuentra con licencia médica, demandó este lunes a José Miguel Viñuela por 100 millones de pesos.

El hecho acumula hasta la fecha más de 2.300 denuncias en el Consejo Nacional de Televisión.