Durante la segunda jornada de esta elección un chileno, Víctor, se dirigió al estadio Monumental abordo de su bicicleta. Este ciudadano tiene 2 años cesante luego de llegar al país desde Japón. «El peor error de mi vida fue volver a Chile», expresó Víctor.

El joven comentó: «Dentro del primer año busqué trabajo, durante la pandemia he buscado pero no he encontrado. Mi familia me dice que me quede en la casa, he vivido de la caridad de mi familia, de mis hermanos», sostuvo.

Asimismo indicó que su familia son seis hermanos y cuatro de ellos son profesionales. «Veo como tienen que trabajar para pagar su deuda», asegura. De los otros dos que no fueron a la universidad resultaron él y otro hermano. «El sistema hizo un muy buen trabajo conmigo. No veía esperanza», dijo.

«Veo la experiencia de mis hermanos y me siento avergonzado. Mis hermanos a pesar de todo no se dejaron aplastar por el sistema, en cambio yo, que soy el que me creo más radical, sucumbí», lamentó.

«El Chile que yo quisiera, es un Chile un poco utópico. Un país con más equidad, que se acaben las injusticias», explicó.

Además destacó: «Estaba en enseñanza media cuando se produjo la municipalización de la educación, me di cuenta inmediatamente cómo bajó el nivel. Estudiaba en un liceo fiscal, el A 112, no recibí buena educación. No me quise casar ni tener hijos, ¿para qué voy a traer niños a este mundo?»

La experiencia en Japón

«A los 21 años me fui a trabajar, y estuve 20 años en el extranjero, Japón. Mi abuelo era japonés», relató.

«El peor error de mi vida ha sido volver a Chile. Vengo a votar, no estoy convencido del voto. Ya que siempre regreso cada cierto tiempo, cada dos años venía a Chile, para visitar a mis cercanos», manifestó Víctor.

«Cambios buenos no vi ninguno. No quiero que me malinterpreten, es verdad que tengo resentimiento con la falta de justicia, para mí no habrían clases de ética», concluyó antes de ejercer su derecho a voto.

Imagen de: meganoticias.cl